Now Reading
Sábado Santo; ¿cómo preparar el corazón para recibir a Jesús resucitado?

Sábado Santo; ¿cómo preparar el corazón para recibir a Jesús resucitado?

Hoy sábado 03 de abril es un día de silencio para la Iglesia: Cristo yace en el sepulcro y como consecuencia la Iglesia medita sobre lo que Él ha hecho por nosotros. Es así como la Iglesia guarda silencio para aprender del Maestro, y contemplar de esta forma su cuerpo destrozado.

El sábado Sato o Sábado de Gloria se considera un día de oración y reflexión en espera de la resurrección de Jesucristo.

Este día por la noche la Iglesia lleva a cabo la celebración de la Vigilia Pascual y con ella la feligresía pasa la noche en vela junto a la tumba, pues se considera que Jesucristo resucitó entre la noche del Sábado Santo y la madrugada del llamado Domingo de Pascua.

Es así como este día cada uno de nosotros puede y debe unirse al silencio de la Iglesia. Y al considerar que somos responsables de esa muerte, el llamado es a esforzarnos para que guarden silencio nuestras pasiones, nuestras rebeldías, todo lo que nos aparte de Dios. Pero sin estar meramente pasivos: es una gracia que Dios nos concede cuando se la pedimos delante del Cuerpo muerto de su Hijo, cuando nos empeñamos por quitar de nuestra vida todo lo que nos aleje de Él.

Cabe señalar que el Sábado Santo no es una jornada triste. El Señor ha vencido al demonio y al pecado, y dentro de pocas horas vencerá también a la muerte con su gloriosa Resurrección.

Nos ha reconciliado con el Padre celestial: ¡ya somos hijos de Dios! Es necesario que hagamos propósitos de agradecimiento, que tengamos la seguridad de que superaremos todos los obstáculos, sean del tipo que sean, si nos mantenemos bien unidos a Jesús por la oración y los sacramentos.

Sábado Santo: oración de la vigilia Pascual

Mi Señor resucitado, hoy quiero darte gracias por tu gran misterio de amor y te suplico que me regales un poco de la fuerza de tu Espíritu y lléname de la alegría de tu presencia.

Quiero vivir alegre celebrando el día de tu triunfo glorioso sobre las tinieblas. El día en que destruiste la muerte, fueron rotas todas las ataduras y la luz emergió victoriosa entre las penumbras.

See Also

Dame la valentía y la fuerza necesaria para aceptar tu voluntad y poder ser así un verdadero testigo de tu amor y de tu resurrección, comunicando al mundo que la oscuridad y la muerte han sido vencidas en ti.

Aquellas lágrimas derramadas a los pies de tu cruz, hoy se convierten en gozo. Tu historia de salvación se hizo eterna. Nos has abierto las puertas del Cielo con esta perfecta obra de amor de la que me hiciste parte.

Puedo decir con entera satisfacción que no he amado a una persona muerta, sino que sigo amando a un corazón vivo y que sigue derramando su misericordia y perdón a todos los que quieran volver sus rostros a ti.


 

What's Your Reaction?
Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll To Top