Now Reading
CNN resalta a los hondureños que hacen negocio con el fenómeno de la lluvia de peces en Yoro.

CNN resalta a los hondureños que hacen negocio con el fenómeno de la lluvia de peces en Yoro.


Honduras ha capturado nuevamente la atención internacional con un fenómeno natural tan peculiar como fascinante: la «lluvia de peces» en Yoro, un evento anual que se ha convertido en el centro de un interesante modelo de negocio local. Este asombroso suceso ha sido destacado en un reportaje de CNN, titulado «Pescadores del cielo: cómo una comunidad en Honduras capitaliza la lluvia de peces», que profundiza en cómo los habitantes de la región han encontrado una manera única de comercializar este curioso fenómeno.

La «lluvia de peces» ocurre cada año en la región de Yoro, entre la última semana de mayo y la primera de junio, coincidiendo con las intensas lluvias del periodo. Durante este tiempo, pequeños peces plateados parecen caer del cielo, sorprendiendo a propios y extraños. Aunque suena a leyenda, este evento es bien documentado y ha intrigado tanto a científicos como a curiosos por décadas.

Según el reportaje de CNN, la comunidad local, en colaboración con la empresa pesquera Regal Springs, ha comenzado a recolectar estos peces para venderlos. Esta colaboración comenzó hace aproximadamente dos años y ha transformado un misterioso fenómeno natural en una fuente de ingreso sostenible para muchos residentes. Las familias involucradas en este negocio reciben en promedio unos US$ 6 por cada kilogramo de pescado recolectado, lo cual supone un apreciable aporte económico para los estándares de la región.

La iniciativa también ha dado lugar a la creación de la marca «Heaven Fish». Esta marca no solo comercializa los peces, sino que también promueve el fenómeno como una atracción turística y cultural única de Honduras. Según datos presentados por la empresa, más del 60% de la población de Yoro participa de alguna manera en la recolección y venta de los peces, ya sea directamente como recolectores, en la logística, en la promoción o en actividades turísticas relacionadas.

El impacto de este emprendimiento va más allá de lo económico; también ha puesto a Yoro en el mapa mundial como un lugar de maravillas naturales y ha promovido el interés científico y turístico hacia la región. Científicos de diversas partes del mundo se han interesado en estudiar el fenómeno, buscando explicaciones a cómo es posible que los peces terminen siendo parte de precipitaciones pluviales.

Para aquellos interesados en conocer más detalles sobre este intrigante negocio y el fenómeno natural que lo sustenta, CNN ofrece una cobertura completa en su plataforma digital, donde se puede acceder a la nota completa a través del enlace proporcionado aquí. Esta historia no solo destaca la capacidad de adaptación y aprovechamiento de los recursos naturales por parte de los hondureños, sino que también refleja cómo un pequeño pueblo puede ganar notoriedad global a través de la curiosidad y el ingenio.

What's Your Reaction?
Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
Scroll To Top