Now Reading
Celebrar el Día de los Inocentes: una tradición con más de 1.500 años, cuyo origen cruel revela una historia muy diferente a la festividad actual.

Celebrar el Día de los Inocentes: una tradición con más de 1.500 años, cuyo origen cruel revela una historia muy diferente a la festividad actual.

¿Listo para sumergirte en una ronda de bromas, dispuesto a recibir y lanzarlas? Puede que te diviertas como un niño en el Día de los Inocentes, una festividad celebrada en Latinoamérica y España. Sin embargo, quizás desconozcas que en el trasfondo de esta celebración yace una historia sombría de crueldad y muerte, alejada completamente del humor pero profundamente ligada a la inocencia.

En el relato bíblico, la conexión entre Herodes, los Reyes Magos y la cruda masacre es innegable. De acuerdo con el Evangelio de Mateo, un grupo de sabios del Oriente, más tarde identificados como los Reyes Magos, anunciaron el nacimiento del Mesías, destinado a convertirse en el rey de Israel según las profecías. Expresaron su intención de adorarlo.

Herodes el Grande, el gobernante de Judea designado por el Imperio romano en ese momento, les pidió a los sabios que lo informaran sobre el paradero del recién nacido para unirse a ellos en la adoración. Sin embargo, sus verdaderas intenciones eran maquinaciones maliciosas; temía perder su poder ante este supuesto rival infantil.

Después de adorar a Jesús y recibir una revelación que les advertía, los sabios optaron por no revelar a Herodes la ubicación exacta del niño. Esto provocó la ira de Herodes, quien, al darse cuenta de que había sido engañado, ordenó una masacre brutal: la matanza de todos los niños en Belén y sus alrededores de dos años de edad para abajo. Este oscuro episodio, narrado en la Biblia, se convirtió en la raíz del Día de los Santos Inocentes.

Mientras tanto, según el relato bíblico, un ángel se apareció a José en sueños y le advirtió que huyera con el niño Jesús y su madre a Egipto para evitar la amenaza de Herodes. De esta manera, José y la Sagrada Familia emprendieron un viaje a Egipto, permaneciendo allí hasta que recibieron la noticia de la muerte de Herodes. Este evento contribuyó a que los niños que perdieron la vida en la masacre se convirtieran en conocidos como los «Santos Inocentes» y mártires en la tradición cristiana.

En cuanto al número de niños sacrificados, a lo largo de la historia se han presentado cifras divergentes. Mientras que la liturgia griega mencionaba la muerte de 14,000 varones, los sirios elevaban la cifra a 64,000, y algunos autores medievales la estimaban en 144,000, según la Enciclopedia Católica. En contraste, estimaciones más modernas sugieren cifras más bajas, oscilando entre seis y veinte, considerando el tamaño reducido de la población de Belén.

See Also

El 28 de diciembre se convirtió en la fecha de celebración del Día de los Santos Inocentes, establecida por la Iglesia latina entre finales del siglo IV y finales del siglo V. Aunque no está directamente relacionada con los eventos narrados en la Biblia, se eligió dentro de la «octava de Navidad», el periodo de ocho días que celebra el nacimiento de Jesús. Se interpreta que los niños sacrificados dieron sus vidas en conexión con el Mesías.

Es interesante señalar que la elección de esta fecha no está vinculada a la cronología exacta de los eventos bíblicos, sino más bien a la celebración de la Navidad. Durante la Edad Media, la celebración del Día de los Inocentes coincidía con la «Fiesta de los Locos», un festival popular que parodiaba rituales eclesiásticos y en el que se elegían papas y obispos de broma. Esta festividad, que probablemente tuvo sus raíces en la Saturnalia del Imperio romano, se mantuvo hasta el siglo XVI a pesar de las sanciones de la Iglesia.

What's Your Reaction?
Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
Scroll To Top